Archivo de la etiqueta: rembrandt

Foto-Art Proyecto del CFG: Galardonados Quincena no. 21

En esta entrada encontrarás los resultados del proyecto Foto-Art correspondiente a la quincena no. 21 que corresponde del 7 al 20 de octubre. Son un total de 26 quincenas las que componen el proyecto y como que nada vamos ya por la número 21. Enhorabuena a los que se han mantenido activos y que han creído en el proyecto. Foto-Art es un esfuerzo que busca motivar al fotógrafo para que tome su cámara y capture la fotografía que cumple con la tarea de la quincena. Estamos seguros ha sido de beneficio para muchos y esto nos alegra muchísimo.

El tema de la quincena 21 fue “Técnica Rembrandt”. Un tema que no solo nos empuja a capturar una nueva fotografía sino que también nos hace investigar, leer y aprender para los que no conocíamos esta técnica.

Para las quincenas 21 y 22 tenemos un juez que es un ejemplo de éxito. No solo es un excelente fotógrafo sino  también un gran empresario, nos referimos a Tono Valdés de quien pueden conocer más en www.tonovaldes.com y quien luego de revisar los trabajos nos deja la siguiente selección:

PRIMER LUGAR: La Dama de Antaño de Mario Polanco (Galería de Mario)

PRIMER LUGAR: La Dama de Antaño de Mario Polanco

PRIMER LUGAR: La Dama de Antaño de Mario Polanco

Rembrant perfectamente logrado, me gusta el low key de la foto y que además la figura del
fondo no se pierde, brillo en el pelo que es interesante y un misterio que le da un encanto especial a la foto.

SEGUNDO LUGAR: Diana de Evamar Llopis (Galería de Eva)

SEGUNDO LUGAR: Diana de Evamar Llopis

SEGUNDO LUGAR: Diana de Evamar Llopis

Logró hacer el Rembrandt, aunque el lugar parece tener rebotes de luz que le dieron cierto
relleno, me gustan las tonalidades de la foto y el espacio negativo en la misma.

TERCER LUGAR: K de Carlos Alvizures (Galería de Carlos)

TERCER LUGAR: K de Carlos Alvizures

TERCER LUGAR: K de Carlos Alvizures

Rembrandt bien logrado pero como crítica se pierde la figura con el fondo.

por Tono Valdés

 

 

Anuncios

Temas de Concurso: Iluminación Rembrandt en Retratos

Rembrandt fue y es uno de los pintores barrocos más admirados, estudiados y valorados del mundo de la Historia del Arte. Rembrandt van Rijn nació en 1606, en Leyden (Holanda). Vivió y trabajó sin fama alguna hasta los 25 años cuando empezó a ser conocido en Ámsterdam (a donde se mudó). En esa ciudad en la que alcanzó la gloria y la ruina más absoluta en varias ocasiones. Murió en 1669. En la actualidad, Rembrandt es, sobre todo, conocido por su serie de autorretratos, en los que le vemos evolucionar, sufrir y envejecer hasta darnos la impresión de conocer sus ojos fijos y penetrantes como los de alguien muy familiar.

Su forma de aproximar la luz al espectador con su proverbial manejo de la misma ha ejercido innegablemente una gran influencia en la Fotografía. Pero dicho manejo de la luz no se limitaba a los retratos. Todo en la pintura de Rembrandt es un juego de luces en las sombras. Vean este ejemplo: La Ronda Nocturna o Ronda de Noche. En 1946-1947, luego de la restauración de esta pintura, se supo que la ronda no era ronda ni era nocturna. Era una escena diurna, aunque oscura, y que los personajes retratados no se disponen a hacer una ronda: se trata de una compañía militar que se prepara a marchar, pero entre ellos domina aún el caos. El título correcto del cuadro es La compañía militar del capitán Frans Banning Cocq y del teniente Willem van Ruytemburch, aunque sea más conocido por el otro nombre.

Qué es la iluminación de tipo Rembrandt?

Demos una definición. La iluminación Rembrandt en fotografía es un estilo de iluminación en el cual las luces y las sombras están perfectamente definidas. Normalmente con gran parte del rostro en sombras. Este estilo de iluminación fotográfica, basado en los principios de la pintura barroca, en ocasiones no es adecuado para todo tipo de modelos y poses (debemos leer la luz siempre) aunque se emplea muy a menudo. Es un efecto genial cuando está bien realizado pero si no, puede provocar un gran efecto de rechazo. Prácticamente están implicados todos los principios de iluminación en esta técnica y por eso, aunque parezca sencilla, dominarla realmente requiere de mucho tiempo y paciencia.

Cuáles son las claves?

Las claves: Una luz principal suave lateral y por encima de los ojos de nuestro(a) modelo. De esta manera conseguiremos el clásico efecto de luz Rembrandt: conseguir que la sombra en la parte no iluminada deje un pequeño triángulo debajo del ojo a causa de la sombra de la nariz. Esto junto a la sombra en el borde del pómulo forma un pequeño tríangulo de luz bajo el ojo.

Hay que poner una fuente de luz (natural o artificial) por encima de la vista del sujeto, incidiendo sobre él preferentemente 45º, aunque se puede conseguir con otras graduaciones dependiendo de la posición de la cabeza y del tamaño. También se pueden utilizar pantallas para suavizar la luz o añadir detalles, pero esto ya se aleja de la técnica tradicional, por llamarla de alguna manera.

Otro aspecto importante para crear iluminación Rembrandt es que el sujeto debe girarse levemente alejándose de la luz. La luz encima de su cabeza para que la sombra de su nariz caiga sobre la mejilla. No todas las personas tienen una cara ideal para crear iluminación Rembrandt. Si tienen los huesos de la mejilla prominentes probablemente funcionará. Si tienen una nariz pequeña o un tabique nasal plano, puede ser difícil de conseguir. De nuevo ten en cuenta que no tienes que aplicar exactamente este patrón u otro, sólo lo necesario para que la persona salga favorecida y crees el ambiente que quieres, entonces la iluminación está funcionando. Si estás usando luz de una ventana y la ventana baja hasta el suelo, quizás tengas que bloquear la parte de abajo con algún cartón o lámina, para conseguir este tipo de iluminación.

Existen algunas posibles variantes (con elementos opcionales) como utilizar un reflector (dorado/plateado/blanco) en el lado contrario a la fuente principal de luz, así como utilizar una luz contra el fondo que nos ayude a perfilar y “separar” un poco más el sujeto respecto a dicho fondo.

En cuanto a los reflectores, es preferible usar el blanco pues el efecto es más suave y se preserva más detalle en las sombras. También, en lugar de utilizar una luz lateral suave (más difusa) podemos usar una luz más dura, lo que acentuará los rasgos del modelo. Todas estas variantes dependerán de lo que queremos transmitir y del modelo con el que trabajemos.

En este caso el reflector suavizará las sombras de la parte menos iluminada. Hay que recordar que la luz reflejada por un reflector plateado/dorado es más intensa que uno blanco. Además según variemos el ángulo del reflector reflejaremos más o menos luz. Por lo tanto es un elemento para “graduar” el nivel de detalle en la parte de las sombras pero debemos de tener cuidado con él pues nos puede hacer perder todo el efecto de la iluminación que estamos buscando. Haz pruebas y lee la luz.

Leer la luz, es lo más importante por encima de reglas fijas y esquemas de iluminación. Conseguir la iluminación de tipo de Rembrandt no es complicado, lo que resulta complicado es que en el resultado, la iluminación sea la que señala al protagonista, revele gestos y dé sentido a la composición. Recuerda, el don está en la mirada del fotógrafo.

por Mario Polanco – directivo CFG 2013